Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Áralos - Diseño web, marketing digital y posicionamiento en buscadores - presupuesto web

Diseño de páginas web - Presupuestos sin compromiso - Solicita presupuesto para tu web

Diseño de páginas web - Presupuestos sin compromiso - Solicita presupuesto para tu web

Testimonio Ana Isabel Martínez | 22 años

¡Hola a todos! Soy Ana, tengo 21 años y soy de Córdoba. Tras terminar la carrera de Traducción e Interpretación no sabía muy bien qué hacer. ¿Master? ¿Trabajo? ¿Aventura? Esas pequeñas dudas que nos hacen dar vueltas y vueltas sin encontrar una salida.

Nunca había oído hablar del Servicio Voluntario Europeo (European Voluntary Service - EVS) hasta que una amiga lo mencionó, y, sin haberlo buscado, encontré un camino a seguir. Tras meses y meses de búsqueda encontré el proyecto perfecto para mí. Wojewódzka Biblioteka Publiczna w Krakowie, dirigido por la asociación STRIM, en Cracovia (Polonia).

Cuando recibí el correo del coordinador no me lo podía creer. ¡Había sido seleccionada!

El proyecto consiste principalmente en dar clases de español a polacos, entre otras cosas, y lo mejor es que trabajo con otros 3 compañeros de diferentes nacionalidades, por lo que estoy segura que será una experiencia muy enriquecedora. Además, la propia organización acoge a más de 30 voluntarios por lo que estoy segura que tendré una pequeña familia EVS.

Por otra parte el proyecto se asimila a mis estudios por lo me puede servir para mi formación profesional y para desarrollar mis habilidades. Creo que este proyecto puede hacerme crecer tanto a nivel profesional como personal.

Para despedirme os dejo una cita que me ha ido acompañando desde siempre:

Viajar es una brutalidad. Te obliga a confiar en extraños y a perder de vista todo lo que te resulta familiar y confortable de tus amigos y tu casa. Estás todo el tiempo en desequilibrio. Nada es tuyo excepto lo más esencial: el aire, las horas de descanso, los sueños, el mar, el cielo; todas aquellas cosas que tienden hacia lo eterno o hacia lo que imaginamos como tal”.  Cesare Pavese

Bueno, toca ir haciendo la maleta. Estaré encantada de contaros si sobreviví al invierno polaco.

¡A la aventura!

Do widzenia!

Ana. 

Ana Isabel Martínez