Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Testimonio Raquel Vives | años

Así ha vivido esta experiencia Raquel

Desde Eurowerkstatt, nos han pedido escribir un pequeño texto sobre el tiempo que llevamos como voluntarios. Si pienso, me doy cuenta que ya han pasado 6 meses y he vivido muchísimas experiencias en tan poco tiempo. 
Creo que el EVS es algo que todo el mundo debería hacer ya que te permite conocerte mejor como persona, encontrarte en situaciones que nunca hubieras imaginado, conocer a gente que nunca podrías haber encontrado en tu país, aprender una nueva lengua, etc.

Antes de emprender esta nueva aventura, todo lo que se me pasaba por la cabeza eran miedos pero al llegar aquí todo desapareció. Eurowerkstatt siempre nos ha facilitado todo lo que hemos necesitado y se han preocupado de cuidarnos estando fuera de nuestro país. Además, el jardín de infancia donde estoy realizando mi voluntariado cumplió con las expectativas que tenía y estoy viviendo el día a día sumergida en la metodología Montessori. 
También me siento muy afortunada por los alojamientos dónde vivimos y de tener zonas comunes como el jardín. Hoy en día, estamos la mayoría del tiempo ahí y, dentro de lo malo, esta situación nos ha permitido acabar de conocernos entre los voluntarios y crear una pequeña familia.

Así que deseo que todo vuelva a la normalidad lo antes posible y seguir disfrutando de esta experiencia hasta el final.


El apoyo de la Comisión Europea para la elaboración de esta publicación no implica la aceptación de sus contenidos, que es responsabilidad exclusiva de los autores. Por tanto, la Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.

Raquel Vives