Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Testimonio Camila Bocca | 25 años

ENERO 2019

Enero ha sido un mes muy difícil porque tuve que estudiar para los exámenes y a la vez que trataba de aprovechar al máximo la experiencia SVE. Comenzamos el año muchos voluntarios y voluntarias juntos en Cais do Sodre y después fuimos a un concierto a la Praça de Comercio. El fin de semana siguiente, algunos/as decidimos ir a visitar la zona del Algarve. Nos divertimos mucho, y hacía tanto calor que ¡pudimos ir a nadar! Me encantaron las playas y los paisajes.

Después de eso tuve que estudiar, por lo que no he podido visitar muchos lugares. ¡Por eso estoy feliz de comenzar febrero y hacer todas las cosas que hemos planeado con los demás voluntarios/as!

DICIEMBRE 2018

Diciembre ha sido un mes realmente intenso. Han sucedido muchas cosas diferentes. Comenzamos la primera semana del mes asistiendo a la formación a la llegada de voluntarios/as en Almada. Casi la mitad de los voluntarios que asistieron fueron de nuestra asociación y estuvo muy cerca de casa. Aún así, me lo pasé pasé muy bien porque conocí a estos otros voluntarios/as (de la asociación y de otras) e hicimos muchas actividades diferentes.  Para terminar esta semana increíble hicimos una cena de despedida.

En el pesto de voluntariado, diciembre fue casi enteramente sobre la Navidad: hicimos galletas de navidad, pusimos el árbol de navidad, visitamos la Vila de Natal, etc. El 27 y el 28 fuimos a Areia Branca y pasamos un momento muy especial, recogiendo conchas marinas y visitando Peniche.

Para celebrar la Nochevieja hicimos una cena a todos los voluntarios /as que estaban en Lisboa y, en realidad, ¡teníamos unos 20! Durante la tarde del 31, cocinamos y nos despedimos de 2018. Después de la cena, fuimos al centro de la ciudad y celebramos el AÑO NUEVO.

NOVIEMBRE 2018

El inicio de novimebre nos pilló disfrazándonos para Halloween, lo cual fue muy divertido ya que estábamos todos los voluntarios juntos decidiendo qué ponernos, cómo maquillarnos, etc. Y el resto de noviembre no nos decepcionó.

En el trabajo, cada día se fue haciendo más fácil, ya que los niños y niñas empezaron a confiar en mí y noté que disfrutan del tiempo que pasamos juntos. Este mes comencé a organizar actividades para los adolescentes todas las semanas, como "Cozinha", "Jogos de mesa" o "Cineforum". Esto les gustó mucho, así que les he pedido que sigan haciendo este tipo de cosas.

Como ha llovido mucho este mes, no hemos podido visitar tantos lugares como me hubiera gustado, pero también ha sido divertido quedarse en casa con el resto de voluntarios para hacer "cosas caseras" juntos.

Ha sido un mes agradable y estoy deseando saber qué nos espera en diciembre.

OCTUBRE 2018

El 1 de octubre llegué a Portugal. Fue el primer día que tuve la oportunidad de conocer a muchos otros voluntarios que estaban aquí para realizar diferentes programas de SVE.

Este mes hemos estado haciendo clases activas de portugués con nuestro maestro Fabio para poder introducirnos en esta nueva cultura, y poco a poco hemos estado aprendiendo este idioma, que parece más fácil de lo que realmente es. El resto de los días, hemos estado tratando de descubrir Lisboa y sus lugares particulares, que ha sido realmente emocionante y desafiante.

La semana pasada comencé a trabajar en el Hogar de acogida con niños. Estamos tratando de conocerlos y saber más sobre qué les gusta y qué no. Esto también es un desafío debido al lenguaje, ¡pero estoy dispuesta a descubrirlo!

Hasta ahora, estoy buscando con esta experiencia llegar a conocer a gente nueva y aprender todo lo que pueda.

Camila Bocca