Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Áralos - Diseño web, marketing digital y posicionamiento en buscadores - presupuesto web

Diseño de páginas web - Presupuestos sin compromiso - Solicita presupuesto para tu web

Diseño de páginas web - Presupuestos sin compromiso - Solicita presupuesto para tu web

Testimonio Blanca y Héctor | 23 años

Blanca y Héctor. Los que nos conocen dicen que somos una pareja un tanto peculiar.

Una, a punto de terminar el máster y, el otro, preparando una importante carrera en los Alpes. Así fue como nos enteramos de que nos íbamos juntos, nada menos que a Rumanía. Vamos a compartir la experiencia de vivir un Servicio de Voluntariado Europeo. Hay mucha gente que nos cuestiona por qué hacemos esto; bueno, y ¿por qué no? Es la oportunidad de vivir otro país, otra cultura, otro estilo de vida desde dentro y aprender mientras participas en un proyecto de superación individual y colectivo. Porque igual que nosotros, el mundo y la sociedad están creciendo y queremos que vaya a mejor.

Nuestro pequeño granito de arena, que cuando termine este proyecto esperamos seguir aportando, enriquecido con todo lo que aprendamos estos 9 meses. Trabajaremos en conjunto con personas de otros 3 países (Turquía, Italia y Portugal), tratando con jóvenes de los institutos de Craiova, a los que intentaremos mostrar una visión global del mundo y junto a los que aprenderemos que todos somos únicos, diferentes, y que todos merecemos ser aceptados tal y como somos. Aún sin creérnoslo demasiado, estudiando sobre cómo tratar con los osos por si nos encontramos alguno en el monte y temiendo por el terrible frío que vamos a pasar cuando llegue el invierno (sobre todo la andaluza), nos vamos de vacaciones con tareas de preparación para el SVE, entre las que hemos incluido pasar calor y disfrutar el sol, para echarlo un poco menos en falta.

Rumanía, nos vemos pronto.

Blanca y Héctor