Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Áralos - Diseño web, marketing digital y posicionamiento en buscadores - presupuesto web

Diseño de páginas web - Presupuestos sin compromiso - Solicita presupuesto para tu web

Diseño de páginas web - Presupuestos sin compromiso - Solicita presupuesto para tu web


Así fue "CultRural Experiment", intercambio Erasmus+ en Rumanía

Así fue "CultRural Experiment", intercambio Erasmus+ en Rumanía

Experiencia Erasmus+ en Rumanía. Del 16 al 27 de mayo, Carolina, Hugo, Gustavo y Saul representaron a MUNDUS en el intercambio juvenil "CultRural Experiment" que tuvo lugar en Milcoveni, un pequeño pueblo rumano cerca de la frontera con Serbia. Lo que se pretendía era que jóvenes de diferentes países europeos convivieran e intercambiaran experiencias en el medio rural, experimentando cómo es la vida alejados del mundano ruido de la ciudad. Os dejamos con la crónica de Carolina y el video de Saul, una oportunidad genial para descúbrir de qué tratan este tipo de proyectos.

Y si leyendo te entras ganas de participar, mira en nuestro listado de proyectos disponibles y apúntate a alguno.


 

Milcoveni, a 27 de mayo de 2017

Amanecer en una habitación llena de extraños y anochecer rodeado de amigos. Con esta frase podría definir mi primer día en este proyecto Erasmus +. Pero, ¿por qué resumir tanto cuando hay tantas cosas hermosas que contar? Tal vez podría comenzar con el encanto de Milcoveni, por sus calles pintorescas, o por su cielo cuajado de estrellas. Podría continuar con el verde de sus prados, el espléndido sol que nos acompañó en mayo, y terminar con los fuegos del campamento. Pero creedme cuando os digo que todo esto, es lo menos.

El ambiente mágico que se ha creado en Marabu Camp ha sido generado por la gente. Nunca imaginé que en tan poco tiempo pudiera recibir tanto afecto y sentirme tan bien acogida por personas de diferentes países que no hablan mi lengua materna. Mucho menos podría imaginar que cogería mi vuelo de regreso a España con lágrimas en los ojos por lo mucho que voy a extrañar a gente a la he conocido hace tan sólo diez días. Ni siquiera han sido dos semanas, pero ha sido muy intenso.

De esta experiencia me llevo las tardes riendo a pleno pulmón en las terrazas, las larguísimas conversaciones hasta el amanecer frente a la hoguera, los energizers tan pronto como empezamos el día, los juegos de confianza, las noches interculturales, las fiestas, las cervezas, los bailes, las barbacoas. The Revolt of the Peasants, los descansos tumbados en la hierba, el secret friend, el Kiss killer, los niños del pueblo, el bar de María, los abrazos, los besos, las miradas. Potoc, la excursión en el lago, todas y cada una de las actividades, y todas y cada una de las personas que hicieron posible este intercambio. Incluso la noche de las ranas, que aunque en ese momento no tuvo ninguna gracia, pasado el tiempo lo recordaremos como una anécdota más, y con una sonrisa en nuestras caras, como el resto de recuerdos que hemos hecho juntos.

Con la esperanza de que nuestros caminos se crucen de nuevo para hacer más. THANK YOU BEAUTIFUL PEOPLE.                                                                                                       

                                                                                                      Carolina.


Version en inglés

Dawn in a room full of strangers and dusk surrounded by friends. With this phrase I could define my first day in this Erasmus + project, but why summarize so much when there are so many beautiful things to tell. Perhaps I could start with the charm of Milcoveni, his picturesque streets, or its starry sky. I could continue with the greenery of its meadows, the sun that accompanied us in May, and finish by the camp fires. But believe me when I tell you that all this, is the least.

The magic atmosphere created in Marabu Camp is generated by people. I never imagined that in such a short time I could receive so much affection and feel so welcomed by people from different countries who don’t speak my mother tongue. Even less imagine that I would catch my flight back to Spain with tears in my eyes because of how much I’m going to miss people that I met just only ten days ago. It hasn’t even been two weeks, but it has been very intense.

From this experience I take the afternoons laughing out loud on the terraces, the loooong conversations at dawn in front of the bonfire, the ‘energizings’ as soon as we start the day, the trust games, the intercultural nights, the partys, the beers, the dances, the barbeques. The Revolt of the Peasants, the breaks lying on the grass, the secret friend, the kiss killer, the kids of the village, the bar of Maria, the hugs, the kisses. Potoc, the short break in the lake, each and every one of the activities, and each and every one of the people who made this exchange possible. Even the night of frogs, that although at the time had no grace, past time we will remember it as an anecdote with a smile on our faces, as the other memories we made together. Hope that our paths will cross again to make more. Thank you beautiful people.

                                                                                                                      Carolina.

 





Intercambio juvenil | Youth Exchange | Rumanía | Cultrural Experiment | Erasmus+ |