Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Así está siendo Second Act, proyecto SVE en Rumanía

Así está siendo Second Act, proyecto SVE en Rumanía

Francesc y Ana son los dos voluntarios que hemos enviado a realizar un Servicio Voluntario Europeo en Rumanía. Participan en la segunda edición del proyecto Second ACT, en el que colaboran con diferentes grupos sociales en las temáticas de deporte, cultura, idiomas y ciudadanía activa. ¿Quieres saber cómo les está yendo a nuestros participantes? En este testimonio, la asociación de acogida, ACT, nos cuenta la experiencia de los/as voluntarias en Bailesti los meses de noviembre y diciembre. 


Durante el mes de noviembre, nuestros/as voluntarios/as empezaron con la parte del proyecto enfocada a la Conciencia Cultural. Adaptaron las actividades a las diferentes edades y niveles de conocimiento, presentando algunas curiosidades sobre sus países. Es importante destacar que en la Escuela Secundaria Teórica Stefan Anghel prestaron especial atención a mostrar a los estudiantes cosas relacionadas con la agricultura o los animales debido a que en esta escuela los adolescentes estudian veterinaria y agricultura. Para terminar con esta parte del programa, crearon un juego de Kahoot en el que los estudiantes podían mostrar cómo de interesados estaban durante las presentaciones de los voluntarios.

Más relacionados con el proyecto de desarrollo personal de cada uno, comenzaron a probar sus propias actividades como crear un periódico, reciclar, iniciar una asociación de estudiantes, teatro (ya tenemos un grupo de teatro en una escuela y hemos planeado comenzar con la segunda en enero) o hacer una investigación sobre similitudes entre Cerdeña y Rumania. Con los más pequeños en el Centro Speranta han preparado más juegos, energizantes y artesanías, sin duda los momentos en los que practican más rumanos.

Con respecto a los eventos, a principios de noviembre se realizó una fiesta de Halloween en la Casa de la Cultura con la participación de los niños de la Escuela Número 3. Durante dos horas hicimos "energizers", pintura de caras, juegos... Como resultado de nuestras próximas actividades semanales en esta escuela, recibimos muchos participantes que querían seguir aprendiendo y jugando con nosotros.

El primer fin de semana de diciembre, Francesc organizó un partido de fútbol con la ayuda del resto de sus colegas. Buscando conectar a los estudiantes de Bailesti con los estudiantes de Silistea Crucii (un pueblo a 20 minutos de Bailesti donde los niños tienen menos oportunidades incluso que aquí), pasamos una mañana de deporte trabajando en el espíritu de equipo y la inclusión porque los equipos estaban mezclados. También se les dio a las niñas la oportunidad de jugar, algo que no sucede a menudo en las escuelas. Para cerrar el año, los voluntarios organizaron un evento navideño en el que invitaron a estudiantes de tres escuelas diferentes con edades similares a la Casa de la Cultura. Fue un desafío manejar a más de 30 niños y organizarlos para bailar, jugar y disfrutar con nosotros para romper la timidez y hacer que interactúen entre ellos.

Ahora es el momento de descansar, reflexionar y poner en papel todo lo que hemos vivido y aprendido. Para hacer esto, estamos creando todos juntos un blog (se puede consultar aquí)Después de Navidad, espero que los voluntarios regresen con la energía nuevamente llena porque todavía tenemos mucho por hacer.




sve | rumania | testimonio | experiencia | voluntariado |